No, no y sí

5 de octubre de 1988. Tenía dos años y dos días, estaba a  3 semanas de mudarme de ciudad y ni lo sabía, y sin embargo lo importante era el hecho histórico en curso: Chile realizaba un plebiscito para decidir si Augusto Pinochet seguía en el poder o no. 24 años después  Pablo Larraín dirigiría la película que cuenta la estrategia comunicativa detrás del NO, opción que abrió espacio a la democracia luego 16 años de dictadura militar.

Sigue leyendo